LA PRÁCTICA DE LA ASERTIVIDAD MEJORA NUESTRO BIENESTAR

11-07-2017

En septiembre del año pasado escribí sobre la contribución de la asertividad en nuestro bienestar emocional, y baste recordar que esta importante habilidad social nos permite autoafirmarnos y defender nuestros derechos personales, de tal forma que podamos expresar nuestros sentimientos, preferencias, necesidades y opiniones, de forma adecuada, respetando al mismo tiempo las de los demás. Si nos expresamos y comportamos de esta forma, nuestras relaciones interpersonales mejoraran, nosotros nos sentiremos mejor con nosotros mismos, ya que seremos capaces de decir y hacer lo que realmente queremos, siendo coherentes con nosotros mismos y respetuosos con los demás.

Pero de nada nos sirve saber qué es la asertividad y para qué sirve si no la ponemos en práctica, por este motivo os voy a dejar los 10 derechos asertivos básicos, que según Manuel J. Smith, tenemos todas las personas:

1. El derecho a ser tu propio juez

Es el principal derecho asertivo, del que se derivan todos los demás. Significa que tienes derecho a tener tus propias opiniones y creencias; a evaluar tus sentimientos y tu conducta, y a aceptarlos como válidos si así te lo parecen, aunque a otros no les parezcan aceptables.

2. El derecho a elegir si nos hacemos o no responsables de los problemas de los demás.

Smith considera que si ignoramos nuestro derecho asertivo a no hacernos responsables de los problemas de otras personas, cuando así lo decidamos, los demás podrán manipularnos, presentándonos sus propios problemas como si fueran nuestros.

Una creencia irracional que nos impide ejercer este derecho es la de que no debemos decir o hacer nada que pueda herir los sentimientos de otras personas. Pero, aunque es preferible no herir a los demás y tratarlos con respecto y cortesía, es imposible y contraproducente pretender exigirte a ti mismo que nunca hieras a nadie.

Es más deseable pensar que tienes derecho a defender tus intereses y a expresar tus sentimientos, incluso si los demás se sienten ocasionalmente heridos. Lo contrario supondría mostrarte falso y negar a la otra persona la oportunidad de aprender.

Lo más racional es tratar de respetar nuestros intereses y los ajenos, buscando soluciones favorables para ambos siempre que sea posible. Pero, en ocasiones, es natural y razonable anteponer nuestras necesidades a la de los demás.

3. El derecho a elegir si queremos o no dar explicaciones.

Si te riges por tus propios juicios y valores, si eres tu propio juez, no tienes por qué sentirte obligado a dar explicaciones sobre tu comportamiento para que los demás decidan si es acertado, correcto o incorrecto, ni para intentar convencerlos de que no estás equivocado.

Por supuesto, los demás siempre tendrán la opción asertiva de decirte que no les gusta lo que haces. En ese caso, podrás optar por: no hacerles caso, buscar un acuerdo o negociación o respetar sus preferencias y modificar por completo tu comportamiento.

4. El derecho a cambiar de opinión.

Todas las personas podemos cambiar de opinión, ya que es algo natural que nuestras opiniones pueden cambiar, ya que la vida es cambiante y nuestros puntos de vista también lo son, por ello es un derecho irrenunciable.

5. Derecho a cometer errores.

El derecho asertivo a cometer errores, es algo tan humano, que sin ellos en muchas ocasiones no aprenderíamos. Este derecho asertivo implica que aunque nos podamos exigir no cometerlos, no nos vamos a culpabilizar por ello, sino que nos vamos a responsabilizar y aprender de ellos para no volver a cometerlos.

6. Derecho a decir “no lo sé”.

Dónde está escrito que tenemos que saberlo todo, es mejor preguntar con naturalidad cuando tengamos dudas,  no comprendamos algo o simplemente no sepamos nada, y decir no le sé, ya que no estamos obligados a tener respuestas para todo.

7. Derecho a no necesitar la aprobación del otro.

Este es uno de los derechos asertivos más importantes, que más satisfacción y plenitud nos puede dar. Aunque a todas las personas nos gusta agradar a los demás y nos gustaría caerles bien, es algo que resulta imposible de conseguir, de igual forma que a nosotros tampoco nos agrada y nos caen bien todas las personas. Condicionar nuestro comportamiento para que guste a los demás, es algo que puede estar en contra de nuestros valores y principios, y a no ser fieles con nosotros mismos.

8. Derecho a tomar decisiones ilógicas.

Este derecho conecta con el derecho a ser nuestro propio juez, por cuanto podemos tomar decisiones que los demás no puedan comprender o compartir, en contra de lo que la lógica pueda decir pero alineadas con nuestros valores y propio criterio; los demás también pueden ejercer su derecho asertivo a podernos manifestarnos no estar de acuerdo con las mismas.

9. Derecho a no comprender las expectativas ajenas.

Tenemos el derecho a no sentirnos obligados a adivinar lo que otros esperan o necesitan de nosotros. Saber interpretar las expectativas de los demás nos puede ser muy útil aunque es muy difícil descifrarlas, y por ello podemos cometer muchos errores.

10. El derecho a no ser perfecto.

Querer hacer las cosas lo mejor posible es positivo, no ocurre nada si no salen perfectas aunque es muy positivo tender hacia la excelencia siempre quedará un espacio para mejorar y progresar aunque no sea de forma totalmente perfecta.

Si somos capaces de ejercitar cada uno de estos derechos básicos, nos encontraremos mejor con nosotros mismos y viviremos de forma más satisfactoria y plena.

Referencias bibliográficas: Roca. E. Cómo mejorar tus habilidades sociales. ACDE Ediciones. 2007.

asertividad

Si lo deseas puedes mandar tus consultas al siguiente correo: psicopalancia@gmail.com y en menos de 24 h. te responderé personalmente. Francisco Ronda Guillem. Psicólogo Sanitario. Colegiado CV-09038.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s