LA CONTRIBUCIÓN DEL EJERCICIO FÍSICO AL BIENESTAR DE LA PERSONA

24-08-2016

La actividad física guarda una estrecha relación con la salud de la persona de tal forma que aquellas personas que tienen un estilo de vida en el que han incorporado la realización de una actividad física moderada y regular les proporciona ganancias físicas, psicológicas y sociales de gran relevancia, pudiendo contribuir, significativamente, al bienestar general de todas ellas independientemente de su edad.

La literatura científica acerca de las relaciones entre la actividad física y la salud ponen de manifiesto que la actividad física aumenta la longevidad y protege, en gran medida, contra el desarrollo de las principales enfermedades crónicas no infecciosas, tales como la enfermedad cardiocoronaria, la hipertensión, los accidentes cerebrovasculares, ciertos tipos de diabetes, la osteoporosis y el cáncer de colon.

Entre los principales beneficios fisiológicos y psicológicos de la actividad física regular y moderada, que cita la Organización Mundial de la Salud, están los siguientes:

  • Promoción del bienestar psicológico.
  • Reducción del riesgo de muerte prematura
  • Reducción del riesgo de muerte por enfermedad cardíaca.
  • Contribución al control del peso.
  • Contribución a la prevención/reducción de la hipertensión.
  • Reducción del estrés, la ansiedad y los sentimientos de depresión y soledad.
  • Contribución al desarrollo y mantenimiento saludable de huesos, músculos y articulaciones.
  • Contribución a la reducción de la osteoporosis.
  • Contribución a la reducción del debilitamiento general en las personas mayores y a la disminución del riesgo de caídas.
  • Contribución al aumento de la capacidad funcional y de vida independiente.
  • Contribución a la minimización de las consecuencias de diversas discapacidades y, el algunos casos, al afrontamiento del dolor.
  • Contribución al control de otras conductas de riesgo.

Alguno de los principios generales que facilitan el que la persona inicie y mantega con mayor probabilidad conductas saludables de ejercicio físico (1) son:

  • Percibir un beneficio neto de la realización de la actividad.
  • Eligir una actividad que le resulte agradable.
  • Sentirse competente realizando la actividad.
  • Sentirse seguro realizando la actividad.
  • Poder acceder fácilmente a la actividad de manera regular.
  • Poder encajar bien la actividad dentro de su horario diario.
  • Sentir que la actividad no le genera costes económicos o sociales que no está dispuesto a asumir.
  • Experimentar mínimas consecuencias negativas de la realización de la actividad (e.g. lesiones, pérdida de tiempo, presiones negativas en sentido opuesto).
  • Es capaz de manejar exitosamente problemas relacionados con el tiempo dedicado a otras actividades.
  • Asumir, en su sistema de creencias, la necesidad de un equilibrio entre actividades sedentarias y la realización de actividades que impliquen un nivel más alto de esfuerzo físico.

(1) National Institutes of Health (NIH) Consensus Statements (1995)

CORRIENDO

Si lo deseas puedes mandar tus consultas al siguiente correo: psicopalancia@gmail.com y en menos de 24 h. te responderé personalmente. Francisco Ronda Guillem. Psicólogo Sanitario. Colegiado CV-09038.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s